Relaciones entre hábitos de uso de videojuegos, control parental y rendimiento escolar

  • Daniel Lloret Irles
  • Víctor Cabrera Perona
  • Yolanda Sanz Baños

Resumen

Los menores dedican una media de 1.3 horas diarias a los videojuegos y la prevalencia de juego problemático oscila entre el 2% y el 8%. Altos niveles de intensidad y frecuencia de juego, están asociados a un menor rendimiento escolar. El domicilio es el lugar preferido de juego, y por ello el control parental es decisivo. Objetivo: Analizar los patrones de juego e identificar relaciones significativas entre el control parental y el rendimiento académico. Material y método: Participantes: 610 estudiantes de ESO, con una media de edad de 13.84 años (DT=1.27) y rango 12-16 años. Para analizar frecuencia, intensidad de juego, rendimiento académico y control parental se elaboraron escalas ad hoc. Resultados: Menores cuyos padres controlan el tiempo de juego y se interesan por los contenidos de forma continua, juegan significativamente menos días, menos horas y con contenidos ajustados a su edad. Aquellos con control parental discontinuo (“a veces”), aumentan la frecuencia e intensidad de juego, así como la proporción de contenidos no ajustados, y no se diferencian de los sin control parental. Además, un mayor número de horas de juego se relaciona con un menor rendimiento académico. Discusión/ conclusiones: Se avanza en la definición de la conducta problemática de juego. Los resultados indican que para que el control parental resulte efectivo éste debe ser continuo y consistente.
Sección
Artículos

Palabras clave

Videojuegos;juego abusivo;rendimiento escolar;control parental